Corriendo con el diablo: Elektra

Las brillantes luces de Las Vegas provocan las sombras en las que mejor opera la ninja